Cómo saber si tienes una vagina sana
5 (100%) 1 voto[s]

vagina-sana

Para saber si tenemos una vagina sana y saludable, debemos hacer una inspección cuidadosa para asegurar su salud y bienestar, cabe aclarar que habitualmente nos referimos a vagina para referirnos a todos los genitales externos o vulva.

Recordemos que la vagina es un conducto rodeado a a los lados por unos cojines que cubren el tejido adiposo llamados los «labios mayores», que son pliegues de piel que proporcionan la arquitectura de la vulva característica y uniéndose en su parte anterior y formando el monte Venus, región donde hay más concentración de vello, siendo escaso en la parte inferior de la vulva.

Los labios menores por su parte anterior se dividen formando el prepucio y el frenillo del clitoris, en la parte posterior se aplanan y se fusionan gradualmente con los labios mayores y el perineo. El vestíbulo descansa entre los labios menores y se extiende sentido anterior clitoris y posterior hasta el perineo.

La vagina es un conducto fibromuscular revestido de mucosa sirve de unión en un extremo con el cuello uterino y en otro extremo con el vestíbulo tiene una arquitectura luminal , con pliegues en la niña y adolescente cuyo orifico externo tiene una membrana limitándola y es el himen que con la actividad sexual y los partos es sustituido poco a poco por un tejido irregular conocido como carunculas.

La vagina es distensible, su porción anterior se localiza muy cerca de la uretra y vejiga y la parte posterior descansa sobre el recto

 

Cómo saber si tu vagina es sana y saludable

No debes observar estos cambios: coloración: despigmentada (blanca), pigmentada (negra), roja; elevación de la piel: nódulos, quiste, masas, verrugas, lunares que podrían requerir la toma de biopsia o cultivos, asociación de síntomas como fluidos no habituales incremento o disminución, olor, prurito, dolor, ardor, picazón, quemazón (Síntomas irritativos), sangrado con o sin relación con la actividad sexual o por el contrario resequedad, ya sea provocado por medicamentos, antineoplasicos, cambios hormonales, procedimientos y alteraciones como adelgazamiento de la mucosa, en la musculatura lisa o en la vascularización, llevando a escapes de orina involuntarios.

Si tienes algo de esto, entonces tú vagina no estaría saludable pudiendo tener un impacto negativo en tu sexualidad ya sea para la espontaneidad en tus relaciones o limitación en la busqueda de una nuevas pareja, cotidianidad, deporte, sueño.

Alterando de esta manera tu calidad de vida, a menudo siendo tratada inadecuadamente o subdiagnosticada es por ello que debes consultar a un Ginecologo, para asegurar una vagina saludable y con bienestar: rica en lactobacilos, acida, lubricada, distensible.

 

También puedes apartar una cita con uno de los mejores ginecólogos en Bogotá.