Infección Vaginal: Causas, Síntomas y Tratamiento
5 (100%) 2 votos

mujer-con-infeccion-vaginal

La vagina es una zona es delicada, todas las mujeres padecen en algún momento de molestias. Esta zona es propensa a contaminarse de bacterias de ahí que sea tan común padecer alguna infección. Muchas veces practicamos hábitos que pensamos nos ayudan a alejar las infecciones y resulta ser todo lo contrario, puede llegar a ser un grave problema ginecológico.

 

Qué es una Infección Vaginal

La infección vaginal es común en las mujeres, la vagina por su ubicación anatómica facilita la aparición de ciertas infecciones que generan malestar. Cada infección presenta sus propios síntomas.

Estas molestias son causadas por distintos motivos. Es conveniente visitar el ginecólogo al sentir uno o más síntomas. El diagnóstico y tratamiento de cada tipo de infección es distinto, por ello no es conveniente auto medicarse.

 

Por qué da Infección Vaginal

Si padeces frecuentemente de infecciones vaginales, debes revisar tus hábitos. Puede ser que algunos de ellos sean los causantes de la aparición frecuente de las mismas. Si tus hábitos alteran el pH de tu zona vaginal pueden ayudar a la proliferación de bacterias.

 

Cómo saber si tienes una infección vaginal

Si llegas a notar un cambio en el olor de tu vagina, el color o características  del flujo vaginal, no dudes en visitar al especialista. Las infecciones pueden ser causadas por bacterias, hongos y virus .cada una tiene un tratamiento determinado.

Cuando la vagina presenta inflamación de algún tipo, se denomina a esta afección vaginitis. En el caso que la inflamación  se presente en la vulva y vagina recibe el nombre de vulvovaginitis.

 

Tipos de infecciones vaginales

Estas infecciones son causadas por hongos, virus o bacterias.  El uso excesivo de productos químicos para la higiene vaginal, así como ropa apretada son otros factores que la causan. También se puede adquirir por el contacto y contagio de la pareja sexual.

 

Infección Vaginal por Hongo

Son causadas por un tipo de hongos que lleva por nombre Candida Albicans. Este tipo de infecciones aparecen en las zonas más húmedas y calientes del cuerpo. Se presentan generalmente en boca y vagina. Este hongo permanece en nuestro cuerpo pero en un equilibrio.

Algunos hábitos o acciones pueden desequilibrarlo, proliferando el hongo y creando la infección. El embarazo, estrés, toma de antibióticos, deficiencia del sistema inmunitario, algunos anticonceptivos. Pueden eliminar las bacterias buenas que defienden el organismo de las levaduras. Niveles de azúcar alto, pueden ayudar al aumento de las mismas.

Los cambios hormonales previos a la menstruación pueden generar la aparición del hongo. Usar ropa íntima ajustada o sintética genera más calor y por ende puede crear las condiciones para su aparición. Se deben evitar los jabones perfumados y todo producto que altere el pH.

 

Infección Vaginal por Virus

Se denomina vaginitis viral. El tratamiento depende del tipo de vaginitis que se presente. El mas común es el herpes genital también existe el virus  de papiloma humano (VPH) que también puede generar infección y su persistencia te puede ocasionar un Cáncer

Este virus puede ir acompañado de verrugas en la parte genital. Se transmite por contacto sexual , dependiendo del sistema inmune de cada mujer  pueden ser más o menos frecuentes.

Se presenta con un picor en la zona, la piel se enrojece y aparecen verrugas o ampollas. El dolor al orinar así como la inflamación del cuello del útero son otros síntomas de la enfermedad.

 

Infección Vaginal Bacteriana

Es una infección leve. Aparece cuando existe un desequilibrio en las bacterias buenas de la vagina, dejando que las bacterias malas proliferen.

Se presenta un olor desagradable, flujo abundante, dolor y picazón. Puede presentarse sin síntomas, esto no es del todo bueno. Los síntomas son los que alertan de la enfermedad y llevan a la paciente a buscar ayuda.

No es una enfermedad de transmisión sexual, pero el cambio constante de pareja puede ponerte en riesgo de contraerla. Puede aparecer siendo sexualmente activa o no, ya que se trata de la elevación de las bacterias malas  que alteran el equilibrio de la zona vaginal.

 

Infecciones vaginales más comunes y recurrentes

Existen distintos tipos de infecciones vaginales, las mismas las explicaremos a continuación:

  • Candidiasis: Es la más frecuente de las infecciones. Sientes picor en tu vagina y cambio en la secreción, la misma no presenta olor. Es causada por un hongo (Cándida Albicans) Al incrementarse su producción en la zona intima, se genera la infección. Puede aparecer por contacto sexual o por enfermedades como la diabetes .
  • Vaginosis bacteriana: Es al igual que la anterior bastante común. Presenta un flujo con olor a pescado, la zona vaginal pica, el flujo es amarillento. El crecimiento desmedido de diversas bacterias causa esta infección. Aparece mayormente en mujeres que se mantienen activas sexualmente, pero no es una enfermedad que se transmita por contacto sexual.
  • Tricomoniasis: Es un molesto ardor vaginal. Esta infección es de intensidad moderada y debe tratarse de forma rápida. Dar largas a la revisión médica puede desencadenar en una infección generalizada. Aparece un flujo verdoso de muy mal olor. El dolor al orinar y el picor en la zona vaginal también son síntomas de la misma.
  • Vaginitis: Es muy común, se presenta como una resequedad vaginal. Puede no tener síntomas en un principio pero luego comenzarán a aparecer los mismos. Se puede sangrar durante las relaciones, dolor en el bajo vientre y vagina, picor en la vulva.

Cada infección es distinta, pero todas requieren de tratamiento inmediato. No hacer el diagnóstico y tratamiento a tiempo puede agravar la situación. En caso de sentir algún síntoma acude al médico para que te indique el tratamiento a  seguir.

 

Causas de infección vaginal

Son muchas las causas, estas son las más comunes:

  • Higiene inadecuada: La higiene debe ser la adecuada. El exceso de higiene así como una limpieza y cuidado pobre o inadecuado puede generar la enfermedad. Es conveniente mantener una limpieza profunda, ropa interior que evite el sudor. La ropa interior de algodón y evitar productos químicos que alteren el equilibrio vaginal.
  • Ropa íntima, sintética o pegada: Aun cuando la moda dicta ropa íntima muy pegada al cuerpo, pequeña y en telas sintéticas. Este tipo de ropa causa una mayor sudoración, lo que genera infecciones vaginales.
causas-infeccion-vaginal
  • Calor: El calor incrementa la sudoración. Es conveniente mantenerse fresca sobretodo en la época de verano. El uso de ropa de baño sintética aumenta la sudoración y por ende las bacterias.
  • Obesidad: Cuando la obesidad es considerable, se forman pliegues en el cuerpo que generar sudor. Ese sudor y calor aumenta la proliferación de las bacterias.
  • Relaciones sexuales sin control: Es muy importante protegerse a la hora de tener relaciones sexuales. Una mujer que mantenga relaciones con más de un compañero sin protección, aumenta el riesgo de contraer infecciones.
  • Mala higiene íntima: No mantener la higiene adecuada, así como excederse en la misma puede desequilibrar la zona vaginal y aumentar las bacterias. Debe procurase utilizar productos neutros para evitar irritaciones y reacciones alérgicas.
  • Uso de piscinas o albercas: para mantener el agua de estas albercas limpias, se utilizan productos químicos. El traje de baño colocado por muchas horas luego de utilizar una piscina puede generar hongos y bacterias.
  • Duchas vaginales: Hacer duchas vaginales altera el balance de bacterias y la acidez del tracto genital. Produciendo así mayor riesgo de padecer infecciones vaginales.

 

Síntomas de una infección vaginal

Cada tipo de infección tiene algunos síntomas propios, sin embargo hay síntomas comunes entre todas ellas, los mismos son:

  • Dolor al orinar: Se presenta una especie de ardor que puede durar algunos segundos.
  • Dolor durante el coito: La inflamación produce dolor durante la penetración.
  • Picazón: Se siente un picor constante en la zona vaginal.
  • Flujo vaginal: Aumenta la secreción vaginal, pudiendo cambiar su olor y color.
  • Verrugas: Si se trata del virus de papiloma humano, aparecen verrugas en la zona intima.
  • Dolor de vientre: La infección produce un dolor constante.
  • Enrojecimiento en la zona íntima: La infección irrita e inflama, lo que genera enrojecimiento en toda el área.

Por lo general cuando existe una infección aparecen al menos dos de estos síntomas. Pueden aparecer aislados o todos juntos. Es conveniente hacerse una revisión, ya que existen otras enfermedades que pueden causar estos mismos síntomas.

 

Tratamiento para infección vaginal

Antes de hacer un tratamiento para la infección vaginal es necesario realizar el diagnóstico de la misma. Conocer qué tipo de infección es y de acuerdo a esto el médico indicaré el tratamiento a seguir.

 

Diagnóstico

  • El médico realizará algunas preguntas para elaborar la historia clínica.
  • Examen pélvico. Se hace una revisión visual de la vagina. Luego introduce los dedos presionando el abdomen para revisar los órganos y detectar si se generalizó la infección.
  • Toma de muestras. Para revisar el crecimiento de bacterias en la flora vaginal.
  • Evaluar el pH. Se coloca una tira de pH en la vagina a fin de medir la acidez.

 

Remedios y pastillas para infección vaginal

El médico puede recetar algunos de estos medicamentos:

  • Metronidazol: Puede recetarlo en presentación oral o vaginal. No se debe consumir alcohol durante el tratamiento.
  • Clotrimazol:Es una crema que se introduce en la vagina. No uses preservativos mientras dure el tratamiento, ya que esta crema puede dilatar el latex.
  • Tinidazol: Es un medicamento oral, puede tener algunos efectos secundarios como dolor estomacal o nauseas. No debes ingerir alcohol durante este tratamiento.

Por lo general no se hace necesario tratar a la pareja cuando se trata de infecciones vaginales. Si la pareja es otra mujer, es conveniente revisar a ambas para asegurarse que la infección no vuelva a contagiarse.

 

Remedios caseros para infección vaginal

Las hierbas tienen poderes medicinales siempre con asesoría de tu ginecóloga para evitar abusos, como el yogurt, el vinagre, aceite de tea, etc.

 

Cómo curar una infección vaginal

curar-infeccion-vaginal

Lo más importante para mantener la salud de tu vagina es realizar el cuidado e higiene adecuados. Para saber cómo prevenir sigue estos consejos.

  • No abuses de la higiene: El abusar de la limpieza de tu vagina. Así como usar productos perfumados, Puede aumentar las bacterias malas en tu vagina y provocar una infección. Recuerda cambiar las toallas y tampones, máximo cada 4 horas.
  • Evita la sudoración excesiva: Las toallas sanitarias solo son necesarias cuando tienes el periodo. El uso de toallitas diarias aumenta la sudoración de la zona y por ende la creación de hongos y bacterias.
  • Mantén una buena higiene luego de las relaciones sexuales: Cualquier alteración del pH en tu vagina puede causar el aumento de bacterias. El semen es más alcalino y puede alterar el pH de tu zona intima. La humedad y los fluidos si no son lavados de manera correcta pueden aumentar el riesgo de infecciones.
  • Antibióticos: Los antibióticos como efecto secundario ayudan a la proliferación de bacterias en la vagina. Algunos otros medicamentos afectan la flora vaginal.
  • Cambios durante la menopausia: Durante esta etapa disminuyen los estrógenos, esto altera el pH vaginal. Si estas en edad menopaúsica debes tener especial atención en tu higiene.

Seguir estas pautas ayuda a prevenir las infecciones vaginales, es normal que alguna vez padezcas de alguna infección. Pero cuidar tu zona intima puede evitar que las mismas se conviertan en un problema frecuente.

Cuando se toman antibióticos por mucho tiempo, las infecciones son frecuentes, o se ha realizado un tratamiento para mejorar, es posible que la flora vaginal se vea afectada. En estos casos el médico puede recetar probióticos vaginales.

Son preparaciones de micro organismos vivos que se introducen en la vagina  y también presentación oral con el fin de equilibrar nuevamente la flora y prevenir futuras infecciones. También es recomendable comer yogurt diariamente ya que contienen bacterias que ayudan a restablecer el equilibrio vaginal.

Quizás te interese: